h1

La prueba final

28 junio, 07

Aquí… finalmente la conseguí… la prueba final y definitiva de la no existencia de dios… la humanidad no está preparada para esto…

 http://www.26noticias.com.ar/vuelven-las-spice-girls-y-vienen-a-la-argentina-43461.html

Lo que me recuerda también una parte de “Hitchhiker’s guide to the galaxy” hablando acerca del pez de babel (un pez que permite entender cualquier lenguaje) y de dios. Aquí viene la versión en inglés con una traducción mía después

“Now it is such a bizarrely impossible coincidence that anything so mind-bogglingly useful could have evolved purely by chance that some thinkers have chosen to see it as a final and clinching proof of the nonexistence of God. The arguement goes something like this:

“I refuse to prove that I exist,” says God, “for proof denies faith, and without faith I am nothing.”

“But,” say Man, “the Babel fish is a dead giveaway, isn’t it? It could not have evolved by chance. It proves you exist, and so therefore, by your own arguments, you don’t. QED.”

“Oh dear,” says God, “I hadn’t though of that” and promply vanishes in a puff of logic.”

Ahora la versión en español…

“Es una coincidencia tan poco probable que algo tan impresionantemente útil pueda haber evolucionado por mera coincidencia que algunos pensadores lo han considerado la prueba absoluta y definitiva de la no existencia de dios. Argumentan lo siguiente:

 “Me rehuso a demostrar que existo”, dice dios, “ya que la prueba niega la fe y sin fe no soy nadie”

“¿Pero”, dijo el hombre, “el pescado de babel no es una prueba inequívoca? No pudo haber evolucionado por casualidad. Prueba tu existencia, y así por tanto y a través de tus propios argumentos no existes. QED”

“Caramba”, dijo dios, “no había pensado en eso”, y rapidamente se desvanece en una nube de lógica”

One comment

  1. Dios en la postmodernidad

    En la Modernidad, es decir, entre Descartes y Hegel, la ciencia, la tecnología, el empirismo y el racionalismo acabaron con la noción medieval de Dios: ese Ente creador y providencialista, que castiga y perdona; que apoya y valida matar a los herejes… en la Edad Media o ahora.

    Instalados ya en el siglo XXI, fracasada la racionalidad y cuando ya es evidente que la ciencia no tiene ¡ni puede tener! acceso a la espiritualidad, Dios regresa por sus fueros. Con más fuerza que nunca, se cuela por dos rendijas del mundo empírico que ni la ciencia ni la razón pueden eliminar.

    Una es el misterio absoluto que rodea al Ser Humano, esa certeza de que no tenemos ninguna posibilidad de entender nuestro espíritu; o mucho peor, que si lo entendiéramos, seríamos “cosas”. La otra rendija es el amor al prójimo, la capacidad de perdonar o de sacrificar la vida por unos niños atrapados en una casa incendiada. Esa frase poderosa que Mel Gibson hace retumbar en La Pasión de Cristo: “amar a los que te aman no tiene ningún mérito”.

    Carlos Menéndez
    http://www.creditomagazine.es



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: